Artículos Médicos

HEMOGLOBINA GLICOSILADA (HbA1c)

La diabetes mellitus es una enfermedad que se caracteriza por hiperglicemias a causa de la incapacidad del organismo de utilizar la glucosa en la sangre para ser fuente de  energía. En la diabetes Tipo 1, el páncreas no fabrica insulina y por tanto, la glucosa en la sangre no puede entrar en las células para ser utilizada como energía. En la diabetes Tipo 2, el páncreas no fabrica suficiente insulina o el organismo es incapaz de utilizarla correctamente.

Los efectos directos o indirectos de la hiperglucemia sobre el sistema vascular humano son la fuente principal de morbimortalidad en la diabetes tanto de Tipo 1 como de Tipo 2. Entre estos efectos, se incluyen complicaciones macrovasculares  (cardiopatía coronaria, arteriopatía periférica y apoplejía) y microvasculares (nefropatía diabética, neuropatía y retinopatía).

La diabetes mellitus afecta aproximadamente al 7% de la población mundial y se la considera como una pandemia ya que según reportes de la OMS la población mundial de diabéticos ha pasado de 30 millones en 1985 a 220 millones en 2009 y se espera que siga aumentando, calculándose que para el año 2030 se llegará a 336 millones.

Una simple medida de la glicemia en ayunas sirve de indicación del estado del paciente en las horas previas, pero puede no ser representativa del verdadero estado de la regulación de la glicemia. En 1999 el International Expert Committee se pronunció a favor del diagnóstico de diabetes mellitus (DM) mediante la determinación de la Hemoglobina Glicosilada (HbA1c) debido a la correlación de esta con el estado glicémico a medio plazo.

Fisiológicamente se sabe que los glóbulos rojos que circulan en la sangre contienen una proteína llamada hemoglobina. La glucosa que también circula por la sangre, se adhiere a la hemoglobina durante un periodo de entre 90 y 120 días. De esta manera, la prueba de Hemoglobina Glicosilada (HbA1c) se basa en la medición de la cantidad de glucosa adherida a los glóbulos rojos y su resultado se expresa en porcentaje, que determina el nivel medio de la glicemia durante el trimestre anterior a la prueba. Este examen es utilizado en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes diabéticos; mientras más alto sea el porcentaje, mayor es el nivel de azúcar en la sangre.

Entre las ventajas de utilizar la hemoglobina glicosilada (HbA1c) para el diagnóstico de la diabetes mellitus (DM) se encuentran las siguientes: puede evaluarse sin condiciones horarias o de ingesta previa específicas (por ejemplo, sin necesidad de periodos de ayuno previo) y es menos susceptible de verse alterada por factores externos como el estrés o procesos infecciosos que pueden modificar el resultado de las pruebas clásicas de glicemia.

La Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) en sus guías de diagnóstico, control y tratamiento manifiestan que diversos estudios han demostrado una estrecha relación entre las complicaciones microvasculares y los niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c) y que por lo tanto toda persona con diabetes mellitus debe procurar alcanzar y mantener las metas adecuadas de presión arterial, lipemia, glicemia y hemoglobina glicosilada (HbA1c).

Desde que se descubrió la Hemoglobina A1C (HbA1C) ésta ha sido el indicador más fiel para monitorear los pacientes diabéticos y gracias a la estandarización alcanzada en la prueba en los últimos años, la American Diabetes Association ADA la incorporó recientemente, como el primer criterio diagnóstico de diabetes en individuos asintomáticos o con sospecha clínica de esta enfermedad.

El laboratorio clínico debe garantizar un método lo suficientemente preciso, estable y de alta sensibilidad para detectar y establecer cambios que sean clínicamente significativos, evitando así la toma de conductas terapéuticas inadecuadas asociadas a los efectos analíticos del método y su estandarización.

El Clínico Patológico López Correa en busca de cumplir con lo anterior y con los  criterios de la Asociación de Diabetes frente a la confiabilidad de los resultados utilizando metodologías de alta sensibilidad para la medición de la hemoglobina glicosilada HbA1C, inicia el procesamiento de la prueba Hemoglobina Glicosilada por la técnica HPLC (Cromatografía Líquida de alta resolución o alta eficiencia), previa verificación de la prueba y bajo los criterios de calidad. 

 

Manuel Alfonso López Barrero
Médico Patólogo
Gerente/ Director Científico
Laboratorio Clínico Patológico López Correa
Pereira - Colombia

CONTÁCTENOS

LABORATORIO CLÍNICO PATOLÓGICO LÓPEZ CORREA S.A.

Sede Principal: Calle 24 N. 5 - 41. Pbx: 3351223 Fax: 3332234 - Celular: 312-2860809 - 315-8146359

Sede Megacentro Pinares: Carrera 19 N. 12 - 50, Torre 1 Locales 104-105. Teléfonos: 3214871 - 3211269 - Celular: 316-5266338

Sede Álamos: Calle 14 N. 23-98. Teléfonos: 3131339 –3144802. Celular: 315-5764287

Sede Cuba: Carrera 25 N.66B-08 barrio San Fernando.Teléfono: 3273988 - 3273551 - Celular: 318-4665664

Sede Dosquebradas: Carrera 16 N.16-30 barrio Valher. Teléfonos: 3301200 – 3302121 - Celular: 317-6393660

Pereira/Risaralda/Colombia

laboratorio@lopezcorrea.com