Noticias de Salud

Nueva terapia para un 15% de los pacientes con cáncer pulmonar

Mama, hígado, vejiga, ovario y pulmón han sido los protagonistas con los mejores resultados de los ensayos clínicos que marcarán los abordajes futuros. En todos ellos, el papel de la investigación española ha sido importante


De no tener opciones a contar con un amplio abanico de oportunidades en el botiquín oncológico. Esta afirmación se la pueden colocar muchos tumores que hasta la llegada hace poco menos de una década de la inmunoterapia no contaban con más abordajes que tratamientos agresivos y con escasa eficacia. Por ello, entre las novedades que se presentan en ESMO 2019, el congreso europeo de Oncología Médica, destaca el cáncer de pulmón microcítico o de célula pequeña. Se trata de una neoplasia pulmonar muy agresiva que afecta al 15% de los pacientes, donde siete de cada diez se detectan en fase avanzada y para la que no existía nada desde hace más de dos décadas.

Los datos del estudio IMpower-133 demuestran por primera vez un «beneficio en supervivencia en pacientes con este tumor en más de 20 años. Además, el primero en aportar una mejoría sobre el estándar (una quimio con platinos). Dicho beneficio lo consigue la inmunoterapia atezolizumab», explica uno de los autores del estudio, Javier de Castro, jefe de sección de Oncología del Hospital Universitario La Paz de Madrid y responsable del Programa de Pulmón en HM CIOCC. Hasta llegar a este trabajo se han probado más de 60 agentes en más de 40 ensayos clínicos y en todos los casos sin éxito a la hora de mejorar el tratamiento disponible. «Ahora podemos hablar de cómo la combinación de la quimioterapia y la inmunoterapia ofrece una gran oportunidad de supervivencia a este grupo de pacientes», añade de Castro.

Al mismo tiempo subraya que, «a pesar de que la quimioterapia se supone que funciona bien en tumores agresivos, en este grupo no obtenía buenos resultados y la recaídas se sucedían. Dado el carácter de este tumor de célula pequeña, el típico producido por el tabaco, con muchas alteraciones genéticas, la inmunoterapia basada en un anti PD-L1 resulta clave. Aunque debemos seguir midiendo su eficacia, por lo que aún somos prudentes».
En este caso, como ya resulta habitual en la mayoría de las investigaciones oncológicas, España es uno de los países de referencia, lo que además se demuestra en la cantidad de presentaciones de estudios importantes a cargo de investigadores y médicos nacionales, con uno de cada diez «abstract». De Castro insiste, además, en que «esto sólo es posible gracias a la calidad de los profesionales y a la complicidad de los pacientes que cada día ven más normal entrar en un ensayo clínico por los beneficios que les reporta».

Por ello, en esta línea, hay que destacar la presentación de una nueva opción terapéutica para el cáncer de ovario avanzado, en el que también las pacientes tenían limitadas las opciones terapéuticas más allá de la quimioterapia y la cirugía (cuando ésta era posible).
Antonio González Martín, co director de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra y presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), es el primer autor de este estudio internacional que demuestra que administrar olaparib más bevazizumab tras la quimioterapia reduce en casi un 40% el riesgo de recaída o muerte por esta enfermedad. «Se trata de ofrecer un abordaje para más de un 60% de las pacientes con independencia de si tienen mutación BRCA o no tras la quimio y la cirugía», explica González. La relevancia de este logro también ha visto la luz de forma paralela al congreso en «The New England Journal of Medicine».

Combinaciones
También en mama hay novedades importantes para un subgrupo de pacientes en los que la patología era agresiva y, los recursos terapéuticos aunque mayores en este tumor, no conseguían los resultados deseados. Se trata de las denominadas triple negativo en un estadio precoz. Javier Cortés, responsable de la Unidad de cáncer de mama de IOB Institute of Oncology en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo (Madrid) y uno de los responsables del trabajo, Keynote-522, explica que «se trata de la consolidación de la utilidad de inmunoterapia en mama. Lo hace en un grupo que necesitaba conseguir estar libres de la enfermedad, ya que se trata de emplear este nuevo abordaje en combinación con la quimioterapia en régimen de neoadyuvancia, es decir, antes de la intervención quirúrgica. Lo que permite que, tras la operación, las posibilidades de supervivencia son mayores. Aún nos falta medir logitudinalmente en el tiempo este efecto, pero estamos cerca de una opción muy prometedora».
Por otro lado, también en mama se revisaran los datos de IMpassion130, cuya investigadora principal es Eva Ciruelos, oncóloga del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. En este ocasión, se trataba de nuevo de debatir el impacto de atezolizumab más quimioterapia (abraxane) como tratamiento de inicio en cáncer de mama triple negativo (CMTN) irresecable localmente avanzado o metastásico.


Buenas nuevas también llegaron hasta el hígado de la mano de la inmunoterapia. Por primera vez en una década, el carcinoma hepatocelular avanzado encuentra un nuevo recurso terapéutico con el uso de nivolumab, ya que ha demostrado ser más eficaz que el tratamiento estándar hasta ahora basado en sorafenib. El autor del estudio, Thomas Yau, de la Universidad de Hong Kong manifiesta que «este tipo de neoplasia se detecta en una fase avanzada cuando las opciones terapéuticas son limitadas. Con el uso de la inmunoterapia en primera línea podemos luchar en mejores condiciones contra este tumor tan agresivo». En el estudio, CheckMate 459, también se demostró que hay menos toxicidad y que el marcador PD-L1 podría colocarse como marcador de buen pronóstico, aunque el investigador deja claro que esto ha de verificarse en nuevos ensayos.
Dentro de los tumores urinarios, las novedades llegan al de vejiga. Para este tumor se han presentado datos de IMvigor130, que constituye el primer estudio positivo fase III con una combinación de inmunoterapia para población con la neoplasia avanzada que no ha sido tratada previamente. De nuevo, como ya empieza a ser una fórmula recurrente en Oncología, se observan las bondades de la unión de un fármaco inmunoterápico con quimioterapia.

 

 

Fuente larazon.es

CONTÁCTENOS

LABORATORIO CLÍNICO PATOLÓGICO LÓPEZ CORREA S.A.

Sede Principal: Calle 24 N. 5 - 41. Pbx: 3351223 Fax: 3332234 - Celular: 312-2860809 - 315-8146359

Sede Megacentro Pinares: Carrera 19 N. 12 - 50, Torre 1 Locales 104-105. Teléfonos: 3214871 - 3211269 - Celular: 316-5266338

Sede Álamos: Calle 14 N. 23-98. Teléfonos: 3131339 –3144802. Celular: 315-5764287

Sede Cuba: Carrera 25 N.66B-08 barrio San Fernando.Teléfono: 3273988 - 3273551 - Celular: 318-4665664

Sede Dosquebradas: Carrera 16 N.16-30 barrio Valher. Teléfonos: 3301200 – 3302121 - Celular: 317-6393660

Pereira/Risaralda/Colombia

laboratorio@lopezcorrea.com