Noticias de Salud

El párkinson juvenil puede comenzar antes del nacimiento

Un estudio encuentra células del cerebro que funcionan mal en pacientes diagnosticados antes de los 50 años.


Las personas que desarrollan la enfermedad de Parkinson antes de cumplir los 50 años pueden haber nacido con sus células cerebrales desordenadas. Según una nueva investigación del Hospital Cedars-Sinai (EE.UU.), estas personas podrían haber vivido todos estos años con las neuronas en esta situación, pero, al no haber síntomas, no habían sido identificadas. La investigación, que se publica hoy en «Nature Medicine», apunta a un medicamento que podría ayudar a corregir estos procesos de la enfermedad.

El párkinson se produce cuando las neuronas cerebrales que producen dopamina, una sustancia química que ayuda a coordinar el movimiento muscular, se deterioran o mueren. Los síntomas, que empeoran con el tiempo, incluyen lentitud de movimiento, rigidez muscular, temblores y pérdida de equilibrio. En la mayoría de los casos, la causa exacta del error neuronal no está clara y, desafortunadamente, no existe una cura conocida.

Cada vez hay más personas diagnosticadas con párkinson. En España se calcula que hay 150.000 personas afectadas. Y aunque la mayoría de los pacientes tienen 60 años o más cuando son diagnosticados, alrededor del 10% tienen entre 21 y 50 años. El nuevo estudio se centra en estos pacientes jóvenes.


«El Parkinson de inicio juvenil es especialmente desgarrador porque golpea a las personas en la plenitud de la vida», señala Michele Tagliati, directora del Programa de Trastornos del Movimiento de Cedars-Sinai. «Esta nueva investigación aporta la esperanza de que algún día podamos detectar y tomar medidas tempranas para prevenir esta enfermedad en individuos en riesgo».


El equipo de investigación generó células madre especiales, conocidas como células madre pluripotentes inducidas (iPSC), a partir de células de pacientes con enfermedad de Parkinson de aparición joven. Este proceso implica hacer ‘retroceder’ en el tiempo a las células sanguíneas adultas y conducirlas a un estado embrionario primitivo. Estas iPSC pueden producir cualquier tipo de célula del cuerpo humano, todas genéticamente idénticas a las propias células del paciente. El equipo utilizó los iPSC para generar neuronas de dopamina de cada paciente y luego las cultivó en el laboratorio y analizó las funciones de las neuronas.

«Nuestra técnica nos aportó una ventana en el tiempo para ver cómo podrían haber funcionado las neuronas de dopamina al inicio de la vida de un paciente», explica Clive Svendsen, el autor principal del estudio.

Los investigadores detectaron dos anomalías clave en las neuronas de dopamina: Acumulación de una proteína llamada alfa-sinucleína, que ocurre en la mayoría de las formas de la enfermedad de Parkinson, y lisosomas que funcionan mal, es decir, estructuras celulares que actúan como ‘cubos de basura’ para que la célula se descomponga y elimine las proteínas. Este mal funcionamiento podría causar la acumulación de alfa-sinucleína.

 

 

Fuente abc.es

CONTÁCTENOS

LABORATORIO CLÍNICO PATOLÓGICO LÓPEZ CORREA S.A.

Sede Principal: Calle 24 N. 5 - 41. Pbx: 3351223 Fax: 3332234 - Celular: 312-2860809 - 315-8146359

Sede Megacentro Pinares: Carrera 19 N. 12 - 50, Torre 1 Locales 104-105. Teléfonos: 3214871 - 3211269 - Celular: 316-5266338

Sede Álamos: Calle 14 N. 23-98. Teléfonos: 3131339 –3144802. Celular: 315-5764287

Sede Cuba: Carrera 25 N.66B-08 barrio San Fernando.Teléfono: 3273988 - 3273551 - Celular: 318-4665664

Sede Dosquebradas: Carrera 16 N.16-30 barrio Valher. Teléfonos: 3301200 – 3302121 - Celular: 317-6393660

Pereira/Risaralda/Colombia

laboratorio@lopezcorrea.com