Noticias de Salud

Hepatitis: qué tipos hay y cómo diferenciarlos

La hepatitis -o inflamación del hígado- es una enfermedad prehistórica y algunos la consideran una de las principales plagas que han afectado a la salud humana a lo largo de los tiempos.


Esta infección puede causar fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal, además de provocar ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos) y un oscurecimiento de la orina.
Pero sus versiones más graves causan daños hepáticos crónicos, que pueden llevar a la muerte.
Y es que, si bien uno puede desarrollar la enfermedad como consecuencia de ingerir algunas sustancias tóxicas, como el alcohol y ciertas drogas, o a causa de enfermedades autoinmunes, la causa más común de la hepatitis son los virus.En la segunda mitad del siglo XX, los científicos lograron identificar toda una serie de virus que causan distintas formas de hepatitis.

Nombraron a estos virus según las letras del abecedario: A, B, C, D, E, F y G.

En ocasión del Día Mundial contra la Hepatitis, en BBC Mundo te explicamos cuáles son estos tipos de hepatitis virales y en qué se diferencian.Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 325 millones de personas en todo el mundo padecen esta afección de forma crónica y 1,4 millones mueren cada año por esta causa.
La hepatitis es la segunda enfermedad infecciosa más mortífera después de la tuberculosis, destaca la OMS, y hay nueve veces más personas que contagiadas que infectados de VIH.
En la segunda mitad del siglo XX, los científicos lograron identificar toda una serie de virus que causan distintas formas de hepatitis.
Nombraron a estos virus según las letras del abecedario: A, B, C, D, E, F y G.
En ocasión del Día Mundial contra la Hepatitis, en BBC Mundo te explicamos cuáles son estos tipos de hepatitis virales y en qué se diferencian.

Hepatitis A (VHA)
Esta variante es causada por el virus de la hepatitis A (VHA) que se transmite a través del contacto con restos de materia fecal de personas infectadas, ya sea por no lavarse las manos o por consumir agua o alimentos que están contaminados.
Según la OMS, "la mayoría de los habitantes de zonas del mundo en desarrollo con saneamiento deficiente se han infectado con este virus".
También se puede propagar por ciertas prácticas sexuales.
Pero hay tres motivos por lo cuales el VHA causa una de las variedades de hepatitis menos preocupantes.
Por un lado, porque las infecciones suelen ser leves, causando síntomas como diarrea, dolor de estómago, pérdida de apetito, náuseas, cansancio y fiebre. Y solo pocos casos resultan graves y potencialmente mortales.
Por otra parte, los infectados suelen recuperarse por completo y adquieren inmunidad contra infecciones futuras por este virus.
Y, en tercer lugar, en la década de 1990 se desarrollaron vacunas seguras y efectivas para prevenir esta infección (que se suelen administrar en los primeros dos años de vida).

Hepatitis B (VHB)
La hepatitis B es uno de los dos tipos más graves de esta enfermedad, ya que puede volverse crónica y generar insuficiencia hepática,cirrosis o cáncer de hígado.
El VHB se transmite a través de líquidos corporales infectados, en particular sangre y semen.
También puede transmitirse de madre a hijo durante el parto o de un familiar infectado al bebé.
Los más pequeños tienen un mayor riesgo de desarrollar una infección crónica de hepatitis B que quienes contraen la infección de adultos, que, aunque presenten síntomas graves, suelen recuperarse completamente.
El VHB representa un riesgo para el personal de salud, que puede infectarse de forma accidental si sufre un pinchazo de aguja o una herida con un elemento contaminado con sangre infectada.
Según los datos de la OMS, casi el 80% de las personas con hepatitis crónicas fueron infectadas por el VHB.
Pero, aunque no tiene cura, hay una buena noticia: sí existen tratamientos eficaces.
Y, mejor aún: desde 1980 hay una vacuna que es capaz de prevenir la enfermedad. Se recomienda administrárselo a los recién nacidos en las primeras 24 horas de vida.

Hepatitis C (VHC)
Esta es la otra variante más dañina y letal de las hepatitis virales. Y también cierra el grupo de las tres variedades más conocidas de hepatitis.
Los científicos recién lograron identificar el VHC en 1989 (durante dos décadas lo llamaban simplemente "hepatitis no A no B")
Al igual que el VHB se transmite por exposición a sangre contaminada -la transmisión sexual es mucho menos común, afirma la OMS- y el daño que causa es similar.
Se cree que la mayoría de los infectados son personas que compartieron agujas con alguien infectado o que recibieron transfusiones de sangre contaminada con el virus (antes de 1990 no se revisaba la sangre donada en busca de este virus).
Hoy se cree que el VHC genera cerca del 20% de las hepatitis crónicas.
Sin embargo, tiene dos grandes diferencias con la hepatitis B.
La primera es que no provoca síntomas, por lo que la vasta mayoría de las personas infectadas no se enteran que tienen la enfermedad hasta décadas más tarde, cuando el daño al hígado es avanzado.
Esto seguramente explica por qué la hepatitis C es la principal causa de los trasplantes de hígado.
La otra diferencia es que no existe una vacuna para prevenir el contagio.
Sin embargo, hay motivos para ser optimistas: hoy el 95% de las infecciones crónicas se pueden curar usando antivirales, aunque el tratamiento es costoso.

 

 

Fuente bbcmundo

CONTÁCTENOS

LABORATORIO CLÍNICO PATOLÓGICO LÓPEZ CORREA S.A.

Sede Principal: Calle 24 N. 5 - 41. Pbx: 3351223 Fax: 3332234 - Celular: 312-2860809 - 315-8146359

Sede Megacentro Pinares: Carrera 19 N. 12 - 50, Torre 1 Locales 104-105. Teléfonos: 3214871 - 3211269 - Celular: 316-5266338

Sede Álamos: Calle 14 N. 23-98. Teléfonos: 3131339 –3144802. Celular: 315-5764287

Sede Cuba: Carrera 25 N.66B-08 barrio San Fernando.Teléfono: 3273988 - 3273551 - Celular: 318-4665664

Sede Dosquebradas: Carrera 16 N.16-30 barrio Valher. Teléfonos: 3301200 – 3302121 - Celular: 317-6393660

Pereira/Risaralda/Colombia

laboratorio@lopezcorrea.com