Artículos Médicos

LA BIOPSIA

Es el procedimiento mediante el cual se remueve tejido de un organismo para el estudio histopatológico macroscópico y microscópico que permite establecer un diagnóstico definitivo en la mayoría de los casos. También se incluye en esta denominación el estudio de especímenes provenientes de intervenciones quirúrgi­cas, en donde el objetivo primario no es la biopsia sino el tratamiento en sí.

El estudio histopatológico precede y determina la actitud terapéutica en un caso dado, ya que establece un diagnóstico para que el médico tratante tome la decisión terapéutica más conveniente e inicie el tratamiento o pro­cedimiento indicado sea quirúrgico, clínico o farmacoló­gico, etc.

Según el código Sanitario Nacional, 1979, artículo 516, citado por Matute y Jaramillo, “todos los especímenes qui­rúrgicos obtenidos con fines terapéuticos o de diagnóstico deben ser sometidos a examen anatomopatológico”.

El médico debe enviar al laboratorio de patología todo el material obtenido por muy normal que parezca.

Entre los especímenes enviados para examen histo­patológico se incluyen:

  • Los fluidos, tejidos, pelo, uñas.
  • Los productos de la concepción: restos ovulares, fetos, etc.
  • Los dispositivos médicos implantados en el cuerpo.
  • Los dispositivos temporales como catéteres intravenosos, tubos endotraqueales. usualmente no se examinan, salvo petición expresa.
  • Los objetos extraños removidos del cuerpo, incluyendo objetos introducidos por trauma como balas.

Examen del Espécimen

Es responsabilidad de todo el equipo hospitalario involucrado en el acto médico (médico tratante, enfer­meras, auxiliares, instrumentadoras) asegurar el correcto procesamiento para el manejo de la muestra o espécimen de cada paciente.

Procedimiento

1. Recolección de la muestra:

Las muestras deben ser colocadas en recipientes de plástico o vidrio traspa­rentes, con boca ancha, donde el espécimen o muestra quepa fácilmente y que dispongan de cierre herméti­co. Cada recipiente debe estar debidamente marcado con un rótulo en donde debe ir consignado en tinta indeleble y con letra legible el nombre del paciente, identificación, número de historia clínica, edad, tipo de muestra y órgano de donde procede la muestra.

2. Solicitud de examen:

Toda muestra requiere de una orden médica que debe ser enviada junto con la mues­tra para estudio. Debe ser realizada por el médico que solicita el estudio histopatológico.

La orden médica solicitando el estudio histopatológico debe contener la siguiente información:

  • Identificación del paciente.
  • Identificación del médico solicitante.
  • Fecha del procedimiento que origina la biopsia y la hora del mismo.
  • Tipo de espécimen enviado para estudio.
  • Orientación del espécimen: Es especialmente requeri­da para especímenes oncológicos, ya que se requiere especificar márgenes de resección.

3. Resumen de historia clínica: Incluye los datos más importantes. Historia de la patología actual, tiempo de evolución, tratamientos previos que incluyen qui­mioterapia, radioterapia, uso de corticoides u otros medicamentos que puedan modificar el diagnóstico histopatológico.

4. Propósito de la resección del espécimen y tipo de espé­cimen: El propósito de la cirugía determina el tipo de examen patológico requerido.

5. Identificación del  espécimen, incluyendo el tipo de estudio requerido y si hay alguna petición especial.


Tipos de Biopsias

  • Biopsia colposcópica: es la biopsia en la que se obtie­ne tejido del cuello del útero y que realizan los gine­cólogos ante una prueba de papanicolaou positiva. Con esta biopsia se hace resección de toda la zona de transformación y del canal endocervical para evaluar lesiones premalignas y malignas del cuello uterino. Es realizada por ginecólogos.

  • Biopsia de masa de partes blandas: se basa en el hecho de que una determinada lesión pueda ser o no maligna. La biopsia se realiza antes de la cirugía defi­nitiva, ya que en determinados casos se puede indicar terapia adyuvante preoperatoria. Debe ser realizada por el especialista y en el ámbito hospitalario.

  • Biopsia de médula ósea: es la que practican los hema­tólogos (también los patólogos e internistas) proce­dente de la cresta ilíaca posterosuperior de la pelvis, del hueso sacro o del esternón para obtener médula ósea y diagnosticar el origen de determinados tras­tornos sanguíneos principalmente.

  • Biopsia de perforación: es la biopsia que se realiza con una cuchilla cilíndrica hueca, que obtiene un cilindro de dos a cuatro milímetros, bajo anestesia local y con un punto de sutura. Es realizada por especialista y en el medio hospitalario.

  • Biopsia de tejido: bronquial o transbronquial en el curso de una fibrobroncospia. Es realizada por el neu­mólogo.

  • Biopsia endomiocardica: del lado derecho u ocasional­mente del lado izquierdo. Se toman por catéter y son realizadas para evaluar rechazos en trasplante cardiaco y menos comúnmente para evaluar cardiomiopatías. Es realizada por el especialista y en el medio hospitalario.

  • Biopsia endoscópica: es la biopsia obtenida por medio de un endoscopio que se inserta por un orificio natural o por una pequeña incisión quirúrgica. Es realizada por un endoscopista.

 La biopsia obtenida en una colonoscopia suele ser el método más utilizado para el diagnóstico cáncer colorectal.

 La biopsia de una esofagoscopia o gastroscopia puede diagnosticar un cáncer de esófago o de estómago. 

  • Biopsia estereotáxica: es un conjunto de biopsias obtenidas y guiadas por pruebas de imagen que indi­can las coordenadas del espacio donde se encuentra la lesión. Permite conocer la estructura tridimensio­nal del tejido extraído. Es realizada por el especialista y en el medio hospitalario.

  • Biopsia escisional guiada por arpón: se utiliza para lesiones de mama no palpables, pero mamográfica­mente visibles. Se realiza colocando un arpón (guía metálica) en el sitio de la anormalidad mamográfica. Después de la escisión se realiza mamografía en la biopsia y el radiólogo confirma la presencia de la lesión. Es realizada por el especialista.

  • Biopsia escisional: toda la lesión es removida usual­mente con tejido normal a su alrededor; por lo tanto, este procedimiento es diagnóstico y terapéutico. Pro­cedimiento reservado para el cirujano .

  • Biopsia incisional: solo se toma una porción de la lesión y, por lo tanto, este procedimiento tiene un fin diagnóstico.

  • Biopsia ósea de una lesión osteolítica: hallada por la radiología del hueso afectado o detectado por gam­magrafía ósea. Es realizada por el especialista.

  • Biopsia pleural: utiliza diferentes tipos de aguja, sien­do la más empleada la de Vim-Silverman. Se requiere anestesia local y es un procedimiento ciego. Es rea­lizada por el especialista y en el medio hospitalario.

  • Biopsia por congelación: es un procedimiento que se realiza intraoperatoriamente. Permite identificar la presencia o naturaleza neoplásica de la lesión, deter­minar los márgenes quirúrgicos y establecer si el tejido obtenido tiene material susceptible de confirmación diagnóstica. Debe ser realizada por el especialista en el acto operatorio.

  • Biopsia por curetaje: es la toma de una muestra de tejido de cavidades con el empleo de curetas. Este tipo de biopsia se utiliza principalmente para el estudio del endometrio. Debe hacerla el especialista.

  • Biopsia por punción con aguja fina (BACAF): la muestra es tomada mediante una aguja fina con aspi­ración por la jeringa, obteniéndose material líquido o semilíquido para el estudio citológico. Se utiliza tanto en lesiones pequeñas como en lesiones gran­des, principalmente en nódulos linfáticos, en lesiones superficiales de cabeza y cuello, tiroides, glándula mamaria o nódulos hepáticos. Con esta técnica se puede realizar un diagnóstico definitivo o como una primera hipótesis de la naturaleza y el origen de la lesión. La debe realizar el especialista.
     
  • Biopsia por punción con aguja gruesa: también se llama core biopsia o tru-cut, que se realiza con pistolas automáticas, lo que reduce las molestias en el pacien­te. Precisa de anestesia local. La biopsia por punción con aguja gruesa guiada por ecografía transrectal es el método más utilizado para diagnosticar el cáncer de próstata. Es ampliamente utilizada para lesiones de mama y se puede hace en masas palpables o guiada por ultrasonido. Es realizada por el especialista y en el medio hospitalario.

  • Biopsia por raspado: se raspa con bisturí la epidermis y una porción de la dermis. Se utiliza principalmente en lesiones cutáneas superficiales. Debe ser realizada por especialista.

  • Biopsia pulmonar percutánea y transparietal o transpleural: se realiza generalmente con control radiológico. Los inconvenientes son el neumotórax o la diseminación pleural de células tumorales. Es realizada por especialista y en medio hospitalario.

  • Biopsia punch: es la toma de un fragmento de piel que varía entre uno y ocho milímetros de diámetro. Comprende epidermis, dermis y tejido celular sub­cutáneo. Se utiliza en las dermatitis inflamatorias.

  • Biopsia renal: sirven para evaluar la función glome­rular en pacientes con disfunción renal. También se realiza para evaluar rechazo en pacientes con tras­plante. Es poco indicada para masas renales. Debe ser realizada por el especialista.

  • Biopsias en sacabocados: se utilizan pinzas espe­ciales de biopsia cortantes, punzantes; para tomar un fragmento en sacabocado de lesiones ulcerosas, infiltrantes o vegetantes de mucosa. Debe ser reali­zada por el especialista.

  • Biopsias por trepanación: utilizando un taladro qui­rúrgico o aguja se pueden tomar muestras de tejidos de gran densidad y consistencia como tumores óseos y de medula ósea. Debe ser realizada por el especialista.

La selección del tipo de biopsia a realizar depende principalmente de la localización, el tamaño de la lesión y del propósito con el que se va a realizar dicha biopsia, ya sea con fin diagnóstico o terapéutico y constituye una decisión médica.


Tomado y modificado de LA BIOPSIA Y LA CITOLOGÍA, PILARES DEL DIÁGNOSTICO MÉDICO (I PARTE) 
Patricia López Correa, Jaime Casasbuenas Ayala
Rev.Médica.Sanitas 18(1):29-38, 2015

 

CONTÁCTENOS

LABORATORIO CLÍNICO PATOLÓGICO LÓPEZ CORREA S.A.

Sede Principal: Calle 24 N. 5 - 41. Pbx: 3351223 Fax: 3332234 - Celular: 312-2860809 - 315-8146359

Sede Megacentro Pinares: Carrera 19 N. 12 - 50, Torre 1 Locales 104-105. Teléfonos: 3214871 - 3211269 - Celular: 316-5266338

Sede Álamos: Calle 14 N. 23-98. Teléfonos: 3131339 –3144802. Celular: 315-5764287

Sede Cuba: Carrera 25 N.66B-08 barrio San Fernando.Teléfono: 3273988 - 3273551 - Celular: 318-4665664

Sede Dosquebradas: Carrera 16 N.16-30 barrio Valher. Teléfonos: 3301200 – 3302121 - Celular: 317-6393660

Pereira/Risaralda/Colombia

laboratorio@lopezcorrea.com